ENVÍOS GRATIS EN TODOS LOS PEDIDOS

LOS DIFERENTES CHAKRAS QUE EXISTEN Y SU IMPORTANCIA

por francisco aguilera en May 05, 2021

LOS DIFERENTES CHAKRAS QUE EXISTEN Y SU IMPORTANCIA 


Para empezar a entender esta palabra que seguro que todos hemos oído alguna vez, primero debemos definirla. Los chakras son válvulas que regulan el flujo de energía a través del sistema enérgetico de tu cuerpo.  Se considera que forma parte de nuestro aspecto físico, energético, emocional, mental, social y espiritual. 


Algo importante a dejar claro es que son aspectos de nuestra conciencia que interaccionan con el cuerpo físico a través de dos vehículos principales: el sistema endocrino y el sistema nervioso. Se pueden encontrar a lo largo de nuestra columna vertebral, abarcando desde el coxis hasta la coronilla de la cabeza. 


Cada uno se refiere a un aspecto diferente de nuestra vida y si te centras en ese chakra en concreto, podemos llegar a ser más conscientes de estas cuestiones en uno mismo, así como trabajar con ellos para lograr mejorar la salud y la fertilidad. 


El primero de los siete chakras que vamos a ver hoy es el chakra raíz. Este chakra se encuentra en la base de la columna vertebral en el sacro, siendo el fundamento de todo el sistema. Es el centro de la conexión con la tierra. Está relacionado con nuestras necesidades básicas, nuestras sensaciones de seguridad y supervivencia. Si está equilibrado gozaremos de buena energía, seguridad y conciencia corporal sana. Por el contrario, si está desequilibrado estaremos estresados, abrumados, inseguros, y nuestro metabolismo será bajo.


El segundo chakra que vamos a ver es el chakra sexual, conocido como el chakra del placer y que significa dulzura. Se encuentra por debajo del ombligo y se considera el centro de la vitalidad y se centra más que en nuestras necesidades básicas, en las de socialización. Está relacionado con la parte más sexual del ser humano. Si está equilibrado, tendremos buena energía y nuestros sentidos alerta. Por el contrario, si está desequilibrado, estaremos reprimidos y sin respuesta a los estimulos que captan nuestros sentidos. 



El tercer chakra es el chakra plexo solar, centro del poder. Se sitúa en la parte superior al ombligo, donde establecemos nuestra identidad y lo que queremos hacer con nuestra vida. Es la parte donde encontramos la motivación, donde se establecen nuestras intenciones. Este chakra está relacionado con el intestino y es ahí donde podemos sentirlo. Si está equilibrado, tendremos un fuerte carácter emprendedor y con fuerza para lograr todo lo que nos propongamos, mientras que si está desequilibrado nos encontraremos con bloqueos mentales, nerviosismo e impaciencia. 


El cuarto chakra es el chakra cardíaco, localizado en el centro del pecho. Es el centro de la empatía, la simpatía, el perdón, la gratitud y el amor. En este centro no hay resistencias, todo fluye desde el amor. Si está equilibrdo tendremos amor propio, conexión con nosotros mismos y con los demás, mientras que si está desequilibrado tendremos depresión, falta de autoestima e interés en los demás. 


El quinto chakra se encuentra en el centro de la garganta, nuestro centro de expresión y comunicación. De ahí viene la expresión “nudo en la garganta” si no se dice lo que uno quiere o piensa. Si está equilibrado tendremos autoconfianza así como fluidez de comunicación de nuestras ideas y pensamientos. Si está desequilibrado nos mostraremos egoístas, rechazados y con dificultad para expresarnos. 


El sexto chakra es el del tercer ojo y se refiere a la “comunicación desde arriba”. Se encuentra entre el entrecejo. Es el centro de la imaginación, intuición, visión y percepción. 

Si está equilibrado tendremos intuición, estabilidad mental y conexión con nosotros mismos y si está desequilibrado nos encontraremos con bloqueos mentales, sobrepensamiento de las cosas y carencia de produndidad. 


El séptimo y último chakra es el chakra corona situado en la corona de la cabeza, como su propio nombre indica. Se relaciona con la sabiduría y la iluminación. A veces se le conoce como el “Chakra Maestro” y trae un propósito y significado para nosotros y los demás chakras. Mientras que el tercer chakra está relacionado con lo que queremos hacer con nuestra vida, el séptimo está relacionado con el por qué se desea eso y nos ayuda a conectarnos a un propósito superior y algo más grande que uno mismo. Cuando conectamos con este centro, sentimos alegría o felicidad que no está relacionado con una persona o evento específico, si no más bien con la alegría del universo. Si este último está equilibrado tendremos fuerza, fluidez, lucidez y alegría de vivir. Si está desequilibrado tendremos sensación de pérdida, abandono espiritual y falta de conexión con el universo.